Identificado un raro pigmento en la placa dental de una mujer que debía iluminar libros medievales