El proyecto Djehuty, forzado a lanzar una campaña de ‘crowfunding’ para financiar la nueva temporada de excavaciones