Cientos de joyas ‘invaluables’, incluida una impresionante corona de laurel de oro, fueron encontradas en la tumba de una antigua ‘princesa’ en Crimea. Se cree que la rica mujer pertenecía a la élite de las tribus nómadas escitas, las cuales vagaron por Europa y Asia en el siglo I d.C.

La ‘princesa’ fue engalanada para su viaje al más allá, rodeándola con 140 piezas de joyería que incluyen aretes, un collar y placas en sus mangas. También se encontraron dos placas de oro para los ojos, si bien las mismas estaban ubicadas en su pecho.

Los enterramiento escitas normalmente suelen incluir varios restos humanos, pero esta tumba solo contenía el esqueleto de la mujer. Los expertos argumentan que, tal circunstancia, es un indicio de su alto estatus en la sociedad escita, particularmente cuando si ello se combina con los artículos opulentos que se han descubierto.

Asimismo, se encontraron dos anillos de oro, uno con una gema de cristal, y el otro con una coralina translúcida grabada con una imagen de Eros y un perro. Otros hallazgos incluyen cuentas de vidrio en sus mangas, una jarra conteniendo posiblemente vino antiguo, y otra con incienso junto a un quemador del mismo.

Muchas otras tumbas en este enclave de Ust-Alminsky, en la península de Crimea (anexionado por Rusia a costa de Ucrania hace cinco años), fueron saqueadas.

El político ruso Ruslan Balbek dijo: “Algunos elementos decorativos en forma de corona de laurel, ánforas doradas y anillos, son únicos en sus características. Son fascinantes en su novedad”.

Los hallazgos son tan significativos y valiosos como otro famoso tesoro hallado en una necrópolis a unos 50 kilómetros al suroeste de la capital regional, Simferopol. El conjunto de estos hallazgos se encuentra en la actualidad retenido en los Países Bajos, donde fueron exhibidos cuando Rusia se anexionó Crimea.

Con motivo de ello, Ucrania está involucrada en una disputa legal para recuperar la posesión de esta rica colección de joyas escitas (y por la cual su seguro alcanzó los 1,7 millones de libras), aunque Rusia insiste en que debe ser devuelta a Crimea. La próxima semana se celebrará una audiencia en la corte de apelaciones de Amsterdam para resolver el litigio.

[embedded content]

Fuente: dailymail.co.uk | 6 de marzo de 2019