El yacimiento del sitio En Esur, en el centro del país, muestra una de las poblaciones prehistóricas más grandes en Oriente Próximo