Aunque se han desenterrado más de 30 tumbas en el sitio, solo estas dos incluyen hallazgos excepcionales. Crédito: Instituto de Arqueología y Etnografía / The Siberian Times.


En la región rusa de Novosibirsk, en Siberia, un grupo de arqueólogos ha descubierto inusuales objetos en dos tumbas de la cultura Odinov que datan de la Edad del Bronce.
Las sepulturas fueron descubiertas a finales del año pasado en un sitio arqueológico conocido como Ust-Tartas por investigadores del Instituto de Arqueología y Etnografía de Novosibirsk. Las tumbas datan de hace unos 5.000 años, y en una de ellas los especialistas encontraron el esqueleto de un hombre con una especie de collar, capucha o armadura hecha con decenas de picos y cráneos de aves.


El esqueleto del hombre descubierto en Siberia rodeado de picos y calaveras de aves. Crédito: Instituto de Arqueología y Etnografía / The Siberian Times.

«Los huesos de los animales estaban dispuestos en la parte posterior del cráneo, alrededor del cuello como si fuera un collar que protegiera al dueño cuando vivía aquí», dijo la investigadora Lilia Kobeleva.

[embedded content]



Otra versión es que los picos y cráneos de aves eran parte de un traje ritual. Si bien la especie de las aves aún no ha sido identificada, se cree que se trataba de garzas o grullas. Pero los arqueólogos todavía desconocen la forma en que los huesos de los animales se unieron entre sí o a la prenda, ya que no presentan ningún agujero perforado para poder conectarlos con alguna especie de hilo.

El collar de pico de ave se retiró en bloque y se llevó al laboratorio para su examen.
Crédito: Instituto de Arqueología y Etnografía / The Siberian Times.

El ‘hombre pájaro’, como lo ha