Adornos de concha prehistóricos hechos con nácar de moluscos de agua dulce.


Un La autora principal del estudio, la Dra. El coautor del artículo, el Dr. André Colonese (derecha), del Departamento de Arqueología de la Universidad de York, dijo: «Los adornos están asociados con gentes del Mesolítico Tardío, el Neolítico Tardío y las culturas de la Edad del Cobre. Algunos de estos grupos todavía vivían como cazadores recolectores, pero en el sur de Europs ya eran agricultores tras el cambio a un modo de vida más estable».


«El hecho de que estos adornos se vean consistentemente similares y estén hechos del mismo material sugiere que pudo haber habido algún tipo de interacción entre distintos grupos de personas en aquellos tiempos. Es posible que hayan tenido un conocimiento o una tradición compartida sobre cómo fabricar estos adornos, y claramente tenían una comprensión sofisticada del entorno natural y de los recursos a utilizar».


Las conchas de moluscos contienen una proporción muy pequeña de proteínas en comparación con otros tejidos bio-mineralizados, como un hueso, lo que dificulta su análisis.

Los investigadores están ahora trabajando en la extracción de proteínas de moluscos fosilizados, un método que han apodado palaeoshellomics (proteómica aplicada a las proteínas de las conchas). Estas nuevas técnicas pueden ofrecer nuevos conocimientos sobre algunas de las formas de vida más antiguas en la Tierra, mejorando nuestro conocimiento sobre la evolución de los seres vivos.
El Dr. Demarchi agregó: «Esta es la primera vez que los investigadores pueden recuperar antiguas secuencias de proteínas de los ornamentos prehistóricos realizados con conchas, a fin de identificar el tipo de molusco utilizado».

«Semejante investigación es también un paso importante para comprender cómo evolucionaron los moluscos y otros invertebrados, y esperamos que al usar estas técnicas podamos seguir un proceso evolutivo que comenzó hace al menos 550 millones de años», concluye.

Fuente: sciencedaily.com | 7 de mayo de 2019