La arqueología ha confirmado en los últimos días la existencia de restos romanos de relevancia en el yacimiento situado entre las calles Juan Ramón Jiménez y Marqués de Valterra. La campaña realizada por la empresa Anta de Moura en la parte posterior del Cordelerías Mar hacia la calle del Marqués de Valterra, ha proporcionado nuevos datos de la ocupación romana en Vigo, al dar como resultado la aparición de restos de muros y otras estructuras de la época.


Estos hallazgos suponen una confirmación de algo que se intuía, porque hace más de veinte años apareció en esa zona material cerámico y un importante conjunto constructivo que incluía la presencia de una basa de columna. Ahora, la excavación en área ordenada por la Dirección General de Patrimonio ha permitido constatar aquel descubrimiento accidental de hace años y aportar importante información sobre el pasado romano de Vigo.

Una vez concluido el trabajo de campo, el equipo de arqueólogos deberá dar significado a los restos hallados. Aunque todavía es pronto, fuentes consultadas por este periódico apuntan a que podría tratarse de parte de una villa romana similar a la que existe en Toralla. Dentro de esa posibilidad, parece que el conjunto de muros hallado podría corresponderse con una zona de trabajo o almacén de la mencionada villa.
La información todavía será mayor cuando se realice la excavación ordenada como paso previo a la urbanización del tramo entre la calle de Juan Ramón Jiménez hacia Torrecedeira, donde está previsto realizar otro ascensor inclinado.
Al mismo tiempo, estos mismos días, en un solar próximo a Cordelerías Mar, la empresa de arqueología Adro trabaja en las tareas de consolidación y protección del paramento de otro muro romano que también se sitúa hacia la calle del Marqués de Valterra. Sin embargo, en este caso, solo es un trabajo de consolidación y la arqueología deberá esperar a que en un futuro se excave este solar, donde también se prevé que aparezcan restos romanos de calidad. Este solar es propiedad de la Sareb, Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria.

Emplazamiento de los restos romanos descubiertos

El profesor de la Universidad de Vigo, Fermín Pérez Losada, en su libro Entre a cidade e a aldea, hablaba hace años de los restos localizados en esa zona, naturalmente aún sin excavar, pero que ya había dado accidentalmente hallazgos como la citada basa y otras estructuras, además de material cerámico. Decía el arqueólogo que excavó la villa romana de Toralla que aquel material constructivo aparecido casualmente era de «considerables dimensiones, excelente calidad e tipología, totalmente clásica, encuadrable en el modelo ático vitrubiano». Y añadía que podría corresponder con una «moderadamente rica e luxosa villa a mare de carácter suburbano». Lo explicaba por la alta calidad de los muros, la abundancia de ladrillos y canalizaciones y el uso de una arquitectura culta.

Sin embargo, reconocía Fermín Pérez Losada que esos mismos argumentos fueron empleados por el arqueólogo José Manuel Hidalgo Cuñarro para dirigir su hipótesis hacia la existencia de un edificio público, algo que jamás apareció en Vigo, pero que de aparecer cambiaría la concepción actual del pasado romano de la ciudad.

Fuente: lavozdegalicia.es | 6 de agosto de 2019